Setup Menus in Admin Panel

Contacta con nosotros :    

Nunca es pronto para aprender idiomas

Cuanto antes mejor. Esa es la respuesta que extrae un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences a la pregunta sobre a qué edad es mejor comenzar el aprendizaje de una lengua.

Un grupo de investigadores de la Universidad McGill (Canadá) llevó a cabo el siguiente experimento para probar su teoría: realizaron resonancias magnéticas a 44 niñas de entre 9 y 17 años mientras escuchaban a una persona hablar en chino. La peculiaridad residía en que fueron divididas en tres grupos. Un primero compuesto por bilingües chino-francesas, un segundo de niñas nacidas en China pero que habían sido adoptadas antes de los tres años y únicamente hablaban francés; y un tercer grupo de niñas nacidas en Canadá que sólo hablaban francés.

Lo que ocurrió entonces fue que a las niñas que habían nacido en China pero sólo sabían francés, al escuchar hablar en chino se les activó el hemisferio izquierdo del cerebro de igual forma que las que sí sabían chino. Este hemisferio es el encargado de procesar el lenguaje.

Por ello, a las chicas que no habían nacido en China y, por lo tanto, no habían estado expuestas al idioma chino de pequeñas, se les activó el hemisferio derecho, involucrado en el procesamiento de los sonidos.

De esta forma, los investigadores han podido corroborar que la exposición a un idioma siendo apenas un bebé, y aunque luego quede en el olvido, deja una huella en el cerebro de forma permanente que permitirá aprenderlo de adulto con mayor facilidad.

Consecuentemente, la respuesta es que cuanto antes se aprenda un idioma, mejor. Para ello, el modelo del bilingüismo en las escuelas en una buena alternativa, más aún cuando los colegios han ido subsanando pequeños errores que lastraba este modelo. En concreto, y según las conclusiones que extrae un informe elaborado por el Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid, los principales retos eran tres.

En primer lugar, la educación bilingüe estaba condenada al fracaso si no se contaba con un profesorado con el nivel acorde a las exigencias del modelo. En segunda instancia, al comienzo de este sistema educativo algunos centros encontraron problemas a la hora de hallar material y libros de texto en inglés adaptados al programa educativo español. Y, en último instancia, ha sido imprescindible apostar por la innovación pedagógica dado que el sistema tradicional basado en gramática y ortografía queda, consecuentemente, caduco.

Bien gestionados estos tres asuntos claves, la educación bilingüe, que cada día que pasa crece más en España, se presenta como sinónimo de calidad. Y cuanto antes se empiece, mejor.

febrero 25, 2016
MEDDEAS © 2017 | PRIVACY POLICY | LEGAL | COOKIES