Intentan mejorar los resultados académicos de alumnos hispanos.

Las autoridades educativas de EEUU están cada vez más preocupadas por encontrar profesores que sepan español.  Actualmente el 21 % de los estudiantes son hispanos, mientras que solo lo son el 7% de los profesores. Las autoridades piensan que si contaran con más profesores familiarizados con la cultura y la lengua de los alumnos hispanos, se reduciría el número de abandonos y mejorarían las calificaciones; según explica una nota de prensa de Acepresa basada en un reportaje publicado por The Washington Post

El porcentaje de alumnos hispanos que estudian en las escuelas públicas se ha doblado entre los años 1989 y 2009, y seguirá subiendo. En los tests y en las tasas de graduación los alumnos hispanos van por detrás de los blancos no hispanos y de los asiáticos.

En algunos estados, como Maryland o Virginia, la urgencia de encontrar profesores hispanos es todavía mayor. Por ejemplo, la Academia Beltsville (Maryland) tuvo que contratar a una persona que todavía estaba aprendiendo inglés. Los métodos para buscar profesores de origen hispano son de lo más variados: dejar correr la voz, envío de e-mails, hacer viajes a Puerto Rico, reclutar en colleges donde los hispanos son mayoría con ofertas que cubren los costes del cambio de trabajo… “Si oímos hablar de un profesor hispano que esté cualificado iremos a buscarle”, dice Robert Gaskin, el director de personal docente del Condado. Tampoco es necesario saber mucho inglés.

En Maryland, el porcentaje de alumnos hispanos es del 21% y el de profesores de este origen el 2%. Las familias hispanas envían a sus hijos a escuelas como Beltsville. Hijos en su mayoría de inmigrantes de Centroamérica, el número de estudiantes del colegio que no pueden pagarse ni la cantina escolar ha crecido.

“Es un mundo difícil el que tienen los jóvenes latinos en el condado”, dijo Enid González, abogado de CASA de Maryland, un grupo de defensa de los inmigrantes. “Miran a su alrededor de su escuela y no ven una persona que se parezca a ellos, a menos que sea el portero o en el personal de apoyo”, dijo. Los defensores cuentan con el reclutamiento de profesores de origen hispano para intentar acabar con esta creciente separación cultural y mejorar la calidad académica de los hispanos.